Viajar con una e-Bike

Para lo relativo al transporte de una bicicleta eléctrica por diversos medios de transporte se debe tomar en cuenta algunos aspectos. Las bicicletas eléctricas pesan más que las bicicletas convencionales, y el acumulador plantea preguntas en particular. Los acumuladores de ion de litio están sujetos a las leyes referentes a materiales peligrosos - principalmente importantes para los viajes por vía aérea.

Viajar por vía aérea con una e-bike

En los vuelos, una e-bike es normalmente tratada como una bicicleta convencional con los reglamentos correspondientes de la línea área respectiva en lo que concierne a costos, embalaje y periodos de registro. Excepción importante: Los acumuladores de ion de litio no deben ser transportados en aviones de pasajeros - ni en el compartimento de carga ni en el espacio para los pasajeros.

Transporte de bicicletas eléctricas en coche

Actualmente usted puede escoger entre varios portabicicletas para el transporte de bicicletas eléctricas. Estos portabicicletas pueden soportar el mayor peso de una e-bike y por lo tanto hay que preferirlos a los portabicicletas para bicicletas convencionales. A fin de proteger el acumulador contra las condiciones climáticas, este debe ser transportado en el interior del coche. Los contactos de la batería son normalmente insensibles, pero si no quiere correr riesgos, puede cubrir con cinta los contactos del acumulador y especialmente en la bicicleta. El propietario de un acumulador de ion de litio está autorizado a transportarlo sin ninguna restricción. Si un tercero piensa transportarlo tiene que seguir las leyes de materiales peligrosos en lo relativo al embalaje y el etiquetado del acumulador.

Transporte de bicicletas eléctricas por tren

Las compañías ferroviarias no distinguen entre bicicletas convencionales e e-bikes o pedelecs. Por consiguiente, los precios son los mismos y las bicicletas eléctricas pueden ser transportadas en trenes regionales y trenes que están etiquetados con un símbolo de bicicleta.